el que esté libre de pecado que tire la primera piedra

Volveré a ser acusado y juzgado  sin pruebas y basado en puras especulaciones de los supuestos amigos o amigas. Sin embargo, mi conciencia está tranquila ya que no he hecho nada de lo que me pueda arrepentir ni ser señalado. Y jamás sabré por lo que fue!

Y luego se quejan por tal o cual razón de que no soy muy afectivo. Claro, si hasta mi madre me señala y juzga con solo evidencias circunstanciales. Pero eso será para luego.

Y preguntan, ¿te defendiste? y  respondo, para qué! ya fui juzgado, sentenciado y al  que no quiere oír o escuchar, es como predicar en el desierto.

Solo digo, que no he hecho nada para ofender, lastimar, o  lo  que fuese por lo que vino la diatriba. Que estuve de compras en vez de trabaja, bien… no hay pecado en ello. Que gasté par de dólares en libros, mejor pues es uno de los pocos placeres que da el dinero. Si no lo puedo comprar, no lo hago y a la lista de deseos de Amazon va a parar.

Pero como dice el refrán, y gente conozco, el tiempo me dará la razón. Si tuviera que ocultar algo, no puedo pues los que me conocen saben que no puedo. De todas formas, y como dice mi madre, tienes ahora dos problemas, enojarte y desenojarse. Así es la vida…