Primeros días del 2013

Se despidió el año en casa de Ivette y Jesús. Allá se llegó con pasteles ya hervidos que preparó E.J. en la casa. Antes de ir, o el día anterior, no recuerdo bien, se fue a Payless shoes. E.J. se compró unos zapatos negros, y yo, aunque me medí unos que me gustaron, no me calzaban bien. A sus insistencias, me afeité (no quería hacerlo), pero lo hice. Se estrenó ropa nueva, y ni siquiera un calzoncillo me he podido estrenar. Pero nada, pa’lante. Lo importante es que se disfrutó la noche, tranquila, en la casa de los Torres. Comimos, bebimos coquito, y a las doce, solo nosotros en la casa, nos abrazamos y nos deseamos buen año. Tomamos cidra de manzana y al rato nos fuimos para casa.

El día de año nuevo me fui con los Torres para Hollywood. No quiso ir por que comenzaba a trabajar al día siguiente y su rodilla no quería ser lastimada para poder ir relajado y descansado a su nuevo trabajo. Yo me fui entonces para el paseo de las estrellas, donde estuvimos caminando y mirando el gentío que había. Nos tomamos algunas fotos en el paseo y en el “mall” de Hollywood/Highland donde está el Teatro Dolby (antes Kodak). Estuve buscando una taza termo de café con motivo de Marilyn Monroe, para llevársela a E.J. pero no la encontré. Ya tiene tazas (mugs) de café. Entré a varias tiendas en ambos lados de Hollywood Blvd. De ahí, me trajeron a la casa. Creo que nos pusimos a ver la tele.

Estuve en USC el día 2 de enero para buscar el bus pass y los medicamentos. Pasé por mi oficina y me llevé para la casa el material para trabajar con lo del índice de cuentos. Ni recuerdo que comimos ese día. El jueves y viernes, estuve trabajando con lo del índice. No salí para nada de la casa. Ah, que valga que sigo con la molestia en la pierna izquierda debido a mi problema de fusión de la columna vertebral. Entre sentada y sentada, vi algo de la tele. Vimos la novela de Eva que estamos atrasados como un mes y medio. El viernes, E.J. amaneció con el virus (dolor en el cuerpo, huesos, vómitos). Solo tomó jugo de frutas con manzana molida dentro y eso lo ayudó algo. Como no quiere vomitar, no ha comido nada y le duele su estómago. Ya me cansé de ofrecer y oír de respuesta “es que no quiero vomitar más, ya bastante he vomitado en mi vida.

El viernes, en la casa todo el día. E.J. no fue a trabajar (y tampoco hoy sábado). Y yo no hubiese ido tampoco, pero cuando me dijo que no iba tampoco hoy, me acusó de que lo miré raro. Yo me quedé callado porque calladito me miro más bonito. Hoy sábado, como al mediodía, fui a comprar pan por que ofrecí una sopita de pan y negativa fue la respuesta. De todas forma, busqué pan, café y azúcar. Aproveché el viaje para comprar una bombilla para una de las lámparas del cuarto y pega para unir el picador de madera.

Pasé toda la mañana trabajando en lo del índice. Ahora a continuar con eso… mientras escribo esto oigo ruido en la cocina…. a ver que será.

Como siempre, transcurre todo igual más o menos.

casi un mes después

en las últimas semanas he estado en el hospital por cuatro días, pero antes de eso estuve en una junta consultiva del Consejo de Educación Superior de PR.
Después de la presentación en la Universidad del Turabo para REFORMA, Capítulo de Puerto Rico, dí clases el sábado en la mañana. Verdaderamente cansado del viaje, aunque fui con Eric a la ponencia pero yo manejé el vehículo, era hora de prepararme para la clase del sábado. Una vez mamie acostada, a dormir se ha dicho pero como siempre que tengo que levantarme temprano, no dormí bien y creo que lo que dormí fue apenas una hora.
Aún así me levanté temprano, hice mis tareas matutinas del aseo de mamie y preparación de alimentos, y salí para la universidad a dar clases. En la tarde paré donde Eric un rato y luego para casa.
El domingo, no recuerdo con exactitud si pernoctó en casa o no, salí para San Juan para la junta. Pero antes de salir se volvió un lío por que la persona que había contratado para que viniera a atender a mamie no llegaba. Dejo par de mensajes en su celular pero sin respuesta. A fin de cuentas, llamé a otra persona que me respondió inmediatamente y vino para quedarse con mamie y con la tarifa acordada de antemano. Ya una persona me había dicho que no por que no era diz que suficiente la paga. Pero nada…
Una vez llegó la persona, salí para San Juan en la guagua colorá.
Yo manejé hasta San Juan donde Eric me dejó en el Hotel Sheraton donde nos íbamos a quedar los de la junta. Desde la llegada al hotel hasta el miércoles en la tarde se trabajó intensivamente en la visita de re-licenciamiento de la universidad que estábamos evaluando. Fueron tres días de ardua labor pero se logró el objetivo y presentamos los hallazgos preliminares a la alta dirección de la universidad. El miércoles 19 de noviembre ya estaba de regreso a Ponce. En lo que Eric llegaba a buscarme, me fui a dar un paseo por el Paseo Princesa y fue ahí donde se me cayó la cámara y se dañó pues cayó de frente y el mecanismo del lente se daño. QUE JODER! una cámara de apenas tres meses…
Bueno, una vez de camino a Ponce, pasamos por el choliseo para k Eric viera donde quedaba.
el resto de la semana es como una nebulosa….
Llega el lunes de la semana de acción de gracias y ando con la pipa super gigante…. comenté con mamie que había evacuado negro y no me sentía bien. Pues me dijo que fuera al médico a ver lo k tenía. Después de dar mi clase, me fui a la oficina y llamé a dos gastros en San Germán pero ninguno estaba disponible así que me fui para la sala de emergencia del Hospital Metropoitano en San Germán. Fui más por callarle la boca a mamie que por otra cosa….
Una vez los tramites de la sala de emergencia se hicieron, me fui a la universidad (conservando mi turno en el ER) y pasé lista de la clase que tenía a las 4:30 y anoté la información pertinente de los estudiantes, me disculpé y regrese al hospital.
Una vez de regreso al hospital, me pasan donde el médico que ya estaba esperando hace rato. Después de la consulta y del dime y direte que hace el médico, decide dejarme en el hospital y entonces es el corre corre… tuve suerte en que el médico es hijo de una estudiante que le dí clase a nivel de maestría y me trató muy bien. Con consulta al internista y gastro inmediatamente, me pinchan vena. Resultó ser que tenía una diverticulitis.
Mientras esperaba en la sala de emergencia, hago las llamadas pertinentes… a casa, a Eric, y a otras personas pero lo mas que me preocupaba era quien iba a atender a mamie. Por fin logre conseguir a la misma persona que la atendió mientras estuve en la junta. Mientras, Eric va a casa a buscarme ropa y cosas la estadía en el hospital. La Dra Padilla viene y me hace compañía un buen rato y me ofrece una bata para estar en el hospital.
Mientras yo por teléfono resolviendo cosas y Miriam me trae la bata y damos una buena lata en lo que me suben al cuarto. Miram yéndose, y Eric llegando. Miriam se llevó mi carro para su casa. En el hospital me dieron a tomar el contraste para hacerme luego un CT SCAN (que a fin de cuentas no me lo hicieron hasta el otro día). Me llevan a sacarme placas y aún Eric no llegaba. Por fin llega con la maleta y me insiste en que me tome el contraste. Por fin me suben al cuarto 208.
Y lo demás en la próxima entrada….
tengo que ir a acostar a mamie.